Suscribete al Newsletter

Te escribiremos cuando este listo el nuevo portal

¡Gracias por suscribirte! opinion@redesquintopoder.com

 
denisse-dresser

Sindrome del PANismo golpeado

MÉXICO, D.F. (Proceso).- El llamado “síndrome del panismo golpeado” describe el abuso psicológico que el Partido Acción Nacional padece a manos del PRI en el contexto del Pacto por México. Aunque el panismo lo había padecido en el pasado, nunca se había presentado con tanta fuerza como en los últimos cuatro meses, y hay incluso aquellos que minimizan sus síntomas. Los panistas suelen presentar una variedad de quejas como maltrato, confusión, falta de claridad mental, irritabilidad y estreñimiento. El diagnóstico sólo puede ser elaborado después de múltiples pruebas, incluyendo videos grabados en Veracruz. La mayor parte de los panistas se quedan con el PRI porque le tienen miedo o los mueve el deseo de salir en la foto al lado de Enrique Peña Nieto. De allí que el tratamiento usualmente requiere que el golpeado abandone al golpeador y obtenga ayuda externa del electorado en el desarrollo de un nuevo autoconcepto.

La clase política es el medio más común para el abuso interpersonal, que va desde las amenazas hasta la muerte. Se estima que más de 50% de los miembros de la llamada “familia revolucionaria” ha experimentado la violencia en su seno. El sistema político mexicano parece ser un buen lugar de entrenamiento para el comportamiento violento; basta con recordar a Luis Donaldo Colosio, José Francisco Ruiz Massieu, uno de los hermanos Salinas de Gortari, entre tantos más. Sin embargo la comunidad médica mexicana rara vez reconoce la gravedad de estas patologías.

Para leer completo el articulo en esta liga: revista proceso